Fani Cabaleiro Darriba edita esta página



Imagen1.png






Introducción en el tema de los telediarios y la televisión

En el siguiente informe, abordaremos el tema de la programación en televisión y la importancia de los telediarios para las cadenas generalistas. En primer lugar, dejaremos claros algunos conceptos claves.

El informativo televisivo (entendido como género de televisión) se puede compartimentar en varios programas del cual el más destacado es el telediario o informativo diario, definido (según el Diccionario de la Real Academia Española) como la información de los acontecimientos más sobresalientes del día, transmitida por televisión. Los telediarios cuentan con una estructura firme cuya finalidad es la recopilación de documentación sobre acontecimientos reales para informar a la opinión pública.


Los telediarios se iniciaron en EE.UU. en 1941 en las cadenas ABC, CBS y NBC. En España, con el paso del estadio de la paleotelevisión a la neotelevisión, se busca entretener a un consumidor-audiencia, a la vez que se utilizan para constuír la imagen de marca del propio canal.

Destacar que, por norma general, suelen ser de periodicidad diaria y se emiten en varias ediciones (sobremesa y prime time), otorgan gran rentabilidad de imagen a las cadenas y, lo que es más importante, es uno de los programas preferidos por la audiencia con el que configuran su realidad cotidiana y su relación con los contextos mediáticos[1].

Por lo tanto, en el análisis de la idea de televisión y programación nos centraremos en esta idea de los telediarios como parte fundamental de las parrillas de las cadenas comerciales, siendo objeto de numerosas técnicas para la captación y fidelización de la audiencia, y por consiguiente, captación de un mayor número de anunciantes; dejando, en muchos casos, la principal finalidad (informar objetivamente) en un segundo plano.





Análisis. Telediarios como imagen de marca para la cadena


Según la información obtenida de Fórmula TV [2] y del resumen del Informe de la Corporación Multimedia sobre la temporada 09/10, recogido en periodistadigital [3], los magazines e informativos (entendidos como telediarios), con cerca del 20% cada uno de ellos, concentran la oferta de los seis principales canales generalistas del país.

Se entiende, por lo tanto, la importancia de los mismos a la hora de establecer la programación de la cadena. Así, un ejemplo claro de ello es La Sexta, quien, queriendo fedelizar más al público masculino al que se dirigía (principalmente) con informativos deportivos, tuvo que finalmente adaptarse a la demanda y ofrecer un telediario con información general.


Actualmente, esta primera finalidad puramente informativa, se ve empañada por otra mucho más importante, la utilización de los mismos como una herramienta para fidelizar la audiencia a una cadena concreta. Son muchas las críticas derivadas de la intrusión de la publicidad en los telediarios o de la falta de objetividad a la hora de narrar las noticias, siendo en muchos casos más importante la imagen de los propios presentadores que el contenido que transmiten.

Un ejemplo de ello, es la campaña esto solo lo arreglamos entre todos [4], quien buscó el apoyo de los medios (concretamente de la televisión, y en ésta de los informativos) para animar a la gente al consumo y suavizar la imagen de la crisis económica que se venía dando hasta el momento, exacerbando el miedo entre la población.


Por lo tanto, podemos afirmar según lo dicho por varios autores, entre los que destaco a Miguel Vicente Mariño y Belén Monclús Blanco con “Los noticiarios televisivos son uno de los principales activos al alcance de las cadenas generalistas de televisión para gestionar su imagen corporativa [5].”


Así, para que la imagen de una cadena se consolide a través de sus telediarios, es necesario que sean cada vez más espectaculares, que pongan más énfasis en el carácter de "espectacularidad de la acción" que en las propias explicaciones de los sucesos. Con esta situación, la publicidad juega un papel relevante y las cadenas amoldan su programación para rentabilizar al máximo estos espacios. Encontramos los más habituales bloques publicitarios a lo largo de la estructura de los informativos y los espacios de autopromoción de la cadena y de publicidad presentada como noticia a lo largo del discurso de las noticias [6].




CONCLUSIONES


Como resumen general, podríamos decir que el telediario actualmente constituye una información “pobre” apelando a los sentimientos de los espectadores, con numerosas técnicas para captar su atención y llevar al mismo a recibir un conjunto de señas de identidad de la propia cadena. Se configura así, una imagen de cómo la cadena quiere ser percibida y se refleja en la elección y forma de comunicar las noticias, llevando a perderse en muchas ocasiones la propia objetividad.

En la programación constituyen un papel fundamental colocándolos en horas de máxima audiencia (en la sobremesa, que da paso al bloque de la tarde y en prime time) y provocando en la audiencia que se “queden a verlo” con programas que enganchan (La ruleta de la suerte, De buena ley, etc.) o simplemente cortando de forma brusca el final de los mismos, por ejemplo Los Simpson. Estas y otras son técnicas estudiadas de antemano para provocar que la audiencia no se desplace a otro canal en el inicio de los telediarios.




PIES DE PÁGINA

[1] FERNÁNDEZ BLANCO, E. (2007) ¿Publicidad o Información? La presencia de la publicidad en los informativos de televisión Ed. Eduforma, pp.17-22

[2] http://www.formulatv.com/noticias/15657/exitos-fracasos-temporada-2009-2010/2/ [Consulta: 7-02-11]

[3] http://www.periodistadigital.com/3segundos/periodismo/2010/07/07/programas-rentables-television-temporada-2009-2010-salavame-eldiario-aguila-roja-los-protegidos-la-noria-informe.shtml [Consulta: 7-02-11]

[4] http://estosololoarreglamosentretodos.org/ [Consulta: 8-02-11]

[5] Vicente Mariño, Miguel y Monclús Blanco, Belén (2009). “La creación de imagen de marca a través de los servicios informativos: claroscuros en los noticiarios españoles”. En Javier Marzal, Andreu Casero y Francisco J. Gómez (2009). Publicado en URL: http://uva-es.academia.edu/MiguelVicenteMarino/Papers/202308/La_creacion_de_imagen_de_marca_a_traves_de_los_servicios_informativos_claroscuros_en_los_noticiarios_espanoles [Consulta: 6-02-11]

[6] FERNÁNDEZ BLANCO, E. (2007) ¿Publicidad o Información? La presencia de la publicidad en los informativos de televisión. Ed. Eduforma, pp. 87-90





BIBLIOGRAFÍA



HEMEROTECA

FERNÁNDEZ BLANCO, E. (2007) ¿Publicidad o Información? La presencia de la publicidad en los informativos de televisión. Ed. Eduforma


INFORMES PDF

Vicente Mariño, Miguel y Monclús Blanco, Belén (2009). “La creación de imagen de marca a través de los servicios informativos: claroscuros en los noticiarios españoles”. En Javier Marzal, Andreu Casero y Francisco J. Gómez (2009), Tendencias del periodismo audiovisual en la era del espectáculo. Publicado en URL: http://uva-es.academia.edu/MiguelVicenteMarino/Papers/202308/La_creacion_de_imagen_de_marca_a_traves_de_los_servicios_informativos_claroscuros_en_los_noticiarios_espanoles [Consulta: 6-02-11]


Asesoría de Medios Audiovisuales CPR de Santander “Los Telediarios”. Publicado en URL: http://www.iesalbericia.com/departamentos/tecnologia/web/tecnoweb/lostelediarios.pdf [Consulta: 7-02-11]




ENLACES WEB


http://www.vertele.com/noticias/los-trabajadores-de-tve-relatan-casos-concretos-de-falta-de-objetividad-en-los-telediarios/ [Consulta: 6-02-11]

http://www.formulatv.com/noticias/15657/exitos-fracasos-temporada-2009-2010/2/ [Consulta: 7-02-11]

http://www.periodistadigital.com/3segundos/periodismo/2010/07/07/programas-rentables-television-temporada-2009-2010-salavame-eldiario-aguila-roja-los-protegidos-la-noria-informe.shtml [Consulta: 7-02-11]

http://estosololoarreglamosentretodos.org/ [Consulta: 8-02-11]