La oferta televisiva de la última década se ha escorado hacia los gustos e intereses de los grandes consumidores estadísticamente hablando siendo:
- las mujeres (243 minutos de consumo televisivo al día por 241 de 2007),
- los mayores de 65 años (317 minutos por día, por 314 del año anterior),
- las clases bajas o medias bajas (254 minutos diarios por 247 del año precedente) y
- los núcleos rurales, quienes más tiempo dedican al día a ver televisión.

Logo La Sexta
Logo La Sexta


“Somos la televisión más joven de este país y empieza a ser muy diferente a las otras porque no dedicamos ni un minuto a la programación del corazón ni a la tele basura (...) la Sexta jamás tendrá un programa de cotilleos del corazón”.



La importancia del deporte, en general, como contenido televisivo y del fútbol, en particular, está por encima de toda duda. Sobre todo en el caso de la Sexta que en su primer año le dedicó en 2006 la quinta parte de su tiempo (19,1%) a retransmisiones deportivas, logrando gracias a ellas casi la mitad de su audiencia el (47,4%), cuando la medias totales de la televisión en España estuvieron en dicho año en el 7,16% en cuanto al tiempo y 14,23% en su aportación al share de la cadena.
La Sexta es una cadena española de ámbito nacional y en abierto que emite a través de la televisión terrestre, exclusivamente en formato digital. Es una de las cadenas de Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta (GIA La Sexta), junto con la Sexta2, la Sexta3, el canal de pago Gol Televisión y la señal de la Sexta en alta definición, la Sexta HD.
En marzo de 2006, cuando se presentó en sociedad la Sexta, anunció la adquisición en exclusiva de los derechos del Mundial de Alemania 2006. Por circunstancias legales, de cobertura todavía incompleta, se vio abocada a compartirlos con Sogecable pero en el proceso, salió beneficiada al conseguir una implantación más rápida en los hogares, que con cualquier otro producto. Una vez pasado el Mundial, que supuso además su récord de audiencia hasta el momento, La Sexta adquirió los derechos de la LFP para ofrecer el partido considerado de interés general, el Mundial de Baloncesto y los distintos Eurobásket, aprovechando el buen momento deportivo de la selección española. Todos estos acontecimientos han estado siempre por encima de la media de la cadena y la han animado a embarcarse en proyectos también ambiciosos como la F1.
La misión principal de la Sexta, al igual que la del resto de cadenas privadas de TV, es ser rentable. Como el objetivo no es sencillo en el escenario de competencia creciente y de crisis galopante, cobra valor el carácter diferencial
La programación es generalista, aunque con especial presencia de programas de humor y entretenimiento, series estadounidenses y retransmisiones deportivas.

Los inicios
La Sexta recibió la licencia de emisión el 25 de noviembre de 2005 y comenzó la emisión en pruebas en TDT el 12 de diciembre. El 23 de diciembre comienza su emisión analógica con el bucle que emitía en digital, en las ciudades de Madrid y Barcelona, extendiéndose posteriormente. El 2 de marzo se produce la primera emisión en directo, con un partido de fútbol entre Croacia y Argentina.
Así pues, el plan estratégico diseñado por los gestores de La Sexta ha consistido en ganar cuota de audiencia en su principal canal la Sexta, gracias al deporte (fútbol, baloncesto y F1), al entretenimiento de producción propia
(Sé lo que hicisteis..., El Intermedio y Buenafuente) y las series norteamericanas.
Entre el 1 abril de 2006 y el 14 de noviembre de 2007, el target comercial de la Sexta era de mayores de 12 años y menores de 54 años en municipios de más de 10.000 habitantes. En 2009, el perfil medio del telespectador de la Sexta era un varón (8,2%) de entre 13 y 44 años, residente en la ciudad (7%) y de todas las clases sociales excepto la media / baja y baja. Actualmente siguen manteniendo ese perfil de hombres.
Cómo describen los profesionales de la Sexta su target objetivo:
“Originariamente nuestro target era urbano, 35 años, de formación cultural
media-alta. Mantenemos esa línea. ¿Qué tenemos ahora? Sobre todo, muchos hombres. Quizá hemos planteado una programación alternativa al resto de canales, que tenía mucho más cerca al sector femenino. Mayoritariamente varones, jóvenes, urbanos, de clase sociales media-alta, tecnificados con lo cual el objetivo está conseguido, ahora hay que afianzarlos y ganar cuota de
mercado”.

Claves del éxito
La Sexta fijó como clave el entretenimiento, a través de tres vías: el espectáculo deportivo, el humor y las series norteamericanas para convertirla en atractiva para el público joven y pudiente y también para los anunciantes.
La Sexta ha recurrido a la incorporación de elementos propios de su imagen, como el logosímbolo dentro de las cortinillas a salida de publicidad con variaciones dentro de las series como Bones, aprovechando la forma de la “o” para transformarla en el “6” de la Sexta o con el resto como Prison Break y El Mentalista, series de calidad y culto emitidas en prime time, en las cuales aparecía integrada dentro de la cortinilla de transición no en verde, sino en el color exigido por la tipografía correspondiente. El humor y el ingenio son los dos componentes básicos del mensaje, así como la utilización recurrente de sus caras conocidas, tanto de Informativos como de programas y retransmisiones, incluso las series norteamericanas son un reclamo utilizado desde el inicio por la cadena.
La Sexta procuró crear marca desde el primer día, asociando su nombre con “La Tele del Mundial” y una vez popularizada gracias a personajes tan carismáticos como Andrés Montes. La identidad constituye el elemento diferenciador sobre el que las cadenas han de basarse para constituir su imagen, posicionamiento y estilo corporativo.
Su apuesta se dirige desde el inicio a la captación de un público progresista, lo que supuso una directa competencia para Cuatro que, en su primer año, no consiguió aproximarse a sus expectativas de audiencia.
El diseño de la programación de la Sexta estaba dirigido a la búsqueda de una “clientela” no sólo progresista sino fundamentalmente urbana. Su manera de competir gracias a los tres productos precitados ha sido construir una
parrilla semanal estable, de manera horizontal, con formatos de tira diaria que permiten fidelizar público en las tres franjas horarias de mayor relevancia para el share de la cadena: sobremesa (Sé lo que hicisteis…), prime time (El intermedio) y late night (Buenafuente); en todos los casos de lunes a viernes a la misma hora, aproximadamente, salvo en el último que descansa los viernes. La crítica a los programas que podríamos calificar como tele basura es una de las constantes en los programas diarios que Globomedia produce para la Sexta.
La franja de la mañana ha sido siempre la menos mimada por la cadena y en ella caben repeticiones como Sé lo que hicisteis... o reposiciones de programas más antiguos o documentales como Crímenes Imperfectos.
Actualidad
La Sexta ha sabido hacerse un hueco en nuestras casas. En cuanto a las audiencias, en su comienzo la Sexta contaba con un 2.4 y el último dato, el de septiembre revela que tiene un 6.5, sin duda un incremento bastante notable en tan solo 5 años desde sus inicios. Los objetivos que tienen marcados a corto plazo son que de aquí a 2012 la cadena espera crecer un punto de cuota de pantalla por año y finalizar ese año con un 9%. La parrilla de programación de La Sexta sigue prácticamente igual, aunque huérfana de dos de sus emblemáticos estandartes. Ya no tienen Sé lo que hicisteis, ya no tienen Buenafuente. Estos programas, en sus años de éxito, sirvieron como ejes estructurales del canal como anteriormente he dicho. En LaSexta, Anabel Alonso capitaneará el concurso Mucho que perderpoco que ganar, adaptación española del hilarante formato británico de Chris Moyles Quiz Night, que ocupará la franja de Sé lo que hicisteis con humor y famosos sin sentido del ridículo. Además, sigue El Follonero en antena con Sálvados y Eva Hache en El club de la comedia.