#PROGRATELE2015 Carballás Riveiro, Denis

BREAKING BAD
La llegada de la televisión a los hogares supone una oportunidad de innovación y de exploración sobre un terreno todavía sin descubrir. Se trataba de un medio al que tenía acceso la gente rica. El pueblo llano podía acceder a él a través de establecimientos como cafeterías, lugares de reunión... Surgen las primeras cadenas de televisión, BBC, CBS, NBC... Siendo la última (National Broadcasting Company), la primera emisora en establecer un servicio regular.
La llamada primera Edad de Oro de la televisión americana tuvo lugar entre finales de los años 30 y mediados de los 50. En ella predominaban antologías dramáticas, concursos, programas cómicos y de variedades. Pese a que podemos considerar serie de televisión a numerosos casos previos, Paula Requeijo y Graciela Padilla nos dicen que se considera que, debido a su éxito y aceptación entre el público, la primera serie de televisión fue 'I love Lucy', una sitcom (comedia de situación) emitida desde 1951 a 1957. La encargada de su emisión fue la CBS y en ella se contaba la vida de Lucy Ricardo (Lucille Ball) y Ricky Ricardo (Desi Arnaz).
También es preciso darle importancia a casos como 'Alfred Hitchcock presents' (1955-1965) en la que cada episodio nos contaba una historia diferente; 'Bonanza' (1959-1973), 'The Twilight zone' (1959-1964)... Cada una con su respectivo género.

Fueron muchas las series de televisión que han pasado por nuestras pantallas. Algunas gozaron de gran aceptación y otras fueron retiradas rápidamente de la parrilla televisiva. La producción de series continúa en la actualidad en una Tercera edad dorada. Yasmina Benchichà cita ejemplos como 'Game of thrones' (Juego de tronos, David Benioff - D.B. Weiss), 'Mad Men' (Matthew Weiner), 'Lost' (Perdidos, J.J. Abrams), 'True Detective' (Nic Pizzolatto)... Gente como Martin Scorsese, proveniente del cine, se suma a esta corriente con 'Boardwalk Empire' (2010-2014) o la pendiente de estreno en 2016 'Vinyl'. Ambas creadas junto a Terence Winter.
Entre estos casos nos encontramos con 'Breaking Bad' (2008-2013). Una serie dramática creada por Vince Gilligan para AMC. Nos cuenta la historia de Walter White (Brian Cranston), un profesor de química al que le diagnostican cáncer de pulmón. Su encuentro con un ex alumno, Jesse Pinkman (Aaron Paul), que en la actualidad es un dealer de poca monta, hace que se plantee entrar en el negocio de la fabricación de metanfetamina. A través de esto podrá conseguir el dinero necesario para la manutención de su familia tras su muerte. Su cuñado, Hank Schrader (Dean Morris), es un agente de la DEA.
A través de sus 62 episodios, estrenados en 5 temporadas diferentes, podemos ver la evolución de todos sus personajes que los conducirá hasta sus respectivos destinos. Fórmula típica del drama, en donde 'se rompe con la necesidad de cotidianeidad y familiaridad de los contenidos como gancho', se trata de 'ciertos elementos de continuidad y que permiten establecer tramas generales, así como dar a conocer las características de los personajes principales y las relaciones que existen entre cada uno de ellos' (Carrasco Campos, 2010, p.15). Así podemos ver la evolución de la relación entre Skyller White (Anna Gunn) con su marido Walter. La persecución constante de Hank a Heisenberg (seudónimo de Walter White para realizar sus actos de forma encubierta). La relación entre Jesse Pinkman y el señor White... Sin embargo, la gran evolución, y la que le da título a la serie, es la conversión que sufre Walter White, pasando de ser un amable a inocente profesor de química a un líder en el cartel de la droga sin ningún tipo de sentimiento.
Se trata de una serie perfectamente diseñada, empezando por su número de episodios. El Samario es un isótopo utilizado para tratar el cáncer de pulmón (como el padecido por el protagonista de la serie). Es el elemento 62 de la tabla periódica y ese fue el número de episodios de la serie. El creador del programa, Vince Gilligan, quien ya había tenido éxito siendo guionista de numerosos de episodios de 'X files' (Expediente X, 1993-2002), anunció que la serie culminaría en ese número, lo cual supuso un incentivo para que la gente se preguntase por qué y siguiese más aun la serie. Es sabido que Gilligan se vio fuertemente influenciado por Scarface (Howard Hawks, 1936), concretamente en su remake de 1983, dirigido por Brian De Palma. La estética de Tarantino y de John Woo es constante en la serie. Planos muy similares a los empleados en 'Pulp Fiction' (Quentin Tarantino, 1994) y relaciones entre personajes muy similares. Los personajes son tratados con ese enfoque renovador que proponía el director de 'Reservoir dogs' 20 años antes, gente peligrosa y relacionada con actos ilegales que mantiene conversaciones normales y corrientes con gente de su condición.
En cuanto a su forma narrativa, es constante el empleo del flash back y del flash forward. Estas rupturas temporales se irán resolviendo a lo largo del transcurso de los episodios quedando resueltas al final de cada temporada. Crean en el espectador la intriga suficiente para querer seguir viendo la serie para saber por qué se les muestran esos eventos adelantados.
LA PUBLICIDAD EN BREAKING BAD
La serie comenzó con unos modestos resultados de audiencia. Su estreno coincidió con una huelga de guionistas en Hollywood, lo cual tuvo gran repercusión sobre su producción y cantidad de episodios emitidos (7 en su primera temporada). Sin embargo su éxito en redes sociales y su gran cantidad de descargas en torrents o plataformas de visionado directo hizo que un gran público pudiese seguir la historia y la trama. Desde entonces su audiencia creció constantemente temporada tras temporada convirtiéndola en un éxito.
AMC, la cadena de televisión encargada de su producción, contraposición directa de la HBO y también encargada de series como Mad Men o The walking, es conocida por la buena promoción de sus productos. Para Breaking Bad se encargó de ello con anuncios de la serie en diferentes áreas. En el caso de la publicidad exterior destaca parodia sobre anuncio de la marca 'Weatherproof' protagonizado por Obama. En ella podemos ver a Walter White en la misma pose que el presidente con el escrito 'You got no proof' en clara respuesta a la fabricante de ropa.
La promoción destacó también por su marketing viral, interesada en mezclar la vida real con la serie. Un ejemplo de esto es una web creada por el hijo de Walter White para ayudar a su padre a recaudar fondos para la cura de su cáncer. Esa web fue creada en la vida real y en ella se pueden hacer donaciones que irán destinadas a la National Cancer Coalition, destinada a la lucha contra la enfermedad.
ÉXITO DE BREAKING BAD
García Martínez dice que "el creciente éxito de Breaking Bad se entiende, en parte, por la colosal calidad del relato, pero también por la facilidad de acceso que ha supuesto Internet. En Estados Unidos, su presencia en Netflix (sumada a las reposiciones televisivas en la propia AMC y la venta de DVDs) ha sido esencial para que los últimos ocho capítulos cuadruplicaran la audiencia media de las primeras temporadas: todo el mundo que quiso pudo fácilmente “ponerse al día” sobre esa serie que sus amigos contaban que era tan brillante, compleja y adictiva". Resume a la perfección la gran plataforma que supuso internet para Breaking Bad y para la mayoría de las series de televisión de éxito actuales además de sus correspondientes ediciones en DVD. El espectador puede ver la serie al ritmo que crea conveniente y seguir disfrutando de ella. La empresa Netflix tiene una gran presencia en esta distribución, permitiendo ver los episodios de la serie en cualquier dispositivo, desde un móvil hasta un ordenador o una televisión.
El éxito de la serie ha sido tal que se ha estrenado una versión colombiana producida por Teleset y Sony Pictures Television para Caracol Televisión y Unimás. En ella Walter White pasa a llamarse Walter Blanco y de ser interpretado por Brian Cranston a su encarnación en la piel de Diego Trujillo, aunque comparta las mismas inquietudes que en su serie originaria y cuente básicamente la misma historia.
Además, la serie original cuenta con un spin off protagonizado por uno de sus personajes principales. 'Better call Saul' (AMC, 2015- ) cuenta la historia de Saul Goodman, el abogado de Walter White interpretado por Bob Odenkirk, antes de que sucediesen los eventos relacionados con el profesor de química. La serie gozó de una gran aceptación y se espera el estreno de su segunda temporada. En España fue distribuida por Movistar Series, servicio similar a Netflix.
FUENTES
Bertrand, C.J. (1989) Les Etats Unis et leur television. Editions Champ Vallon. 26-9-2015
Carrasco Campos, A. (2010). Teleseries: Géneros y formatos. Ensayo de definiciones. Miguel Hernández Communication Journal. 24-9-2015
Corona Rodríguez, J.M. (2014) El poder de las historias: Los retos para investigar las narrativas transmedia. 25-9-2015
Díez, J. (2013) Las series televisivas baten en popularidad e influencia. Escritura pública. 26-9-2015
García Martínez, A.N. (2014) El fenómeno de la serialidad en la tercera edad de oro de la televisión. 28-9-2015
Jiménez Marín, G. y Elías Zambrano, R. (2014) Estrategias publicitarias y promocional de las series televisivas: Breaking Bad en los medios de comunicación. Questiones publicitarias Vol. 1. 24-9-2015
Padilla Castillo, G. y Requeijo Rey, P. (2010) La sitcom o comedia de situación: Orígenes, evolución y nuevas prácticas. Fonseca, Journal of communication. 24-9-2015
Benchichà López, N.Y. (2015) La tercera edad dorada de la televisión. Battlestar Galactica y las nuevas formas de pensar, hacer y consumir el drama televisivo norteamericano. Universitar Ramon Llull. 24-9-2015